La Pícara Pájara Pizzería: Un oasis del sabor

Ya hace un par de semanas que fuimos de paseo a ver a unos amigos de la Ale (ahora los siento muy amigos míos también), en lo que fue un viaje en “patota” -grupo de gente chilena- y varios de los que estaban ahí conforman el grupo Anfibia, canal de medios al que ahora, felices de la vida, pertenecemos al menos por una temporada. Los Anfibios preparaban una visita para un proyecto que pondrán en su canal, que implicaba visitar una pizzería y, como son buena onda, nos invitaron … ¡Obvio que no podía rechazar esa invitación!¡Una pizzería!. Alguna vez en mi vida declaré que la pizza era mi comida favorita (Imbuido por la influencia Ninja Mutante que ciertas Tortugas tenían sobre mí por esos tiempos).

Al día siguiente nos juntamos con ellos y partimos a la comuna de San Miguel; donde quedamos ma-ra-vi-lla-dos. Un entorno acogedor, dado no sólo por el ambiente del local, sino por la atención, es lo primero que hace de La Pícara Pájara Pizzería un sitio especial. Nos recibieron con unos pastelitos calientes demasiado deliciosos, conocimos el lugar y conversamos bastante (hasta tuvimos tiempo de hacer un facebook live que desembocó en nuestro canal youtube, pero eso es otra historia y debe ser contada en otra ocasión).

En este local, tienen juegos para los más pequeños y libros en estanterías, que puedes leer mientras esperas tus pedidos. Un indudable acierto.

Además cuentan con un segundo ambiente bien bonito, que puedes apreciar en esta fotografía:

Ok. Tenemos buen ambiente, pero vamos a lo que importa ¿qué tal las pizzas? sin concursos, ni sorteos: ¡Excelentes!. De partida la presentación es espectacular, o ¿me vas a decir que no entraste acá por la foto del encabezado?, pues te cuento que el sabor está a la altura, sino es que más por arriba incluso, de como lucen.  No obstante, es en esta parte donde muchos plantarán el grito, pues te voy a contar un secreto, sólo si prometes quedarte conmigo hasta el fin del párrafo ¿Ok? Bueno, aquí va: La Pícara Pájara es una Pizzería Vegetariana, con opciones Veganas. “Aaaah, si no tiene carne, no me interesa”, pues tú te lo pierdes. Si me conoces, lo que te incluye también si me lees hace un rato en este blog, sabes que soy carnívoro y con ganas. Adoro los asados, las hamburguesas, etc. Pero heme aquí, sentado en La Pícara Pájara, comiendo y pidiendo más sabores, más pizzas para catar. Es que todas sus variedades me dejaron encantado (hay que aprovechar el espacio de estómago que he construido durante mi vida). Entre nos, me gustó menos la con crema ácida.. pero me gustó igual. Y otra cosa que es genial, hablando de la degustación y la glotonería, es que, al no contener carnes, ni grasas, las pizzas son más livianas (y obvio que más sanas), así que comí todo el día. Aaaah, ¡Ganas de volver no me faltan!.

Punto aparte, pero de la mano con los dos tópicos anteriores, es la atención. Está atendida por sus dueños, ¡Qué importante era eso en los tiempos de nuestros padres! y ¿sabes porqué?, porque el dueño se preocupa y además, en este caso, le pone afecto. Sebastián y Fernanda son tremendamente cariñosos, buenos para mantener alguna conversación -mientras no están ocupados, claro- y tan amables que le dan en el gusto a las “mañas” de sus clientes. Menos si se trata de poner carne a las pizzas, no seas desubicado, otsea. Con decirte que inventaron una salsa bien buena que se llama “Amor de Tomate” y que sirve para acompañar los bordes de masa que a uno siempre le quedan (o lo que quieras), un detalle rico, muy rico.

Los precios, importante tema, son buenos. Si consideramos que son pizzas para 2 a 3 personas en valores que andan desde los $6.000.- a los $8.000.- yo diría incluso que son baratas, porque estamos frente a un producto más sano que lo que estás habituado a comer en los Papa Johns, las Telepizza o las PizzaHut y mucho más sabroso. O sea: más sano, más sabroso y más barato. Todas las preparaciones están hechas de forma artesanal y no utilizan colorantes artificiales ni preservantes.

A estas alturas del artículo, la verdad es que no sé qué haces leyendo todavía ¡Anda a probarlas!.

¡Ah, sí! No te he contado cómo llegar. ¡Súper fácil! Está a unas dos cuadras de Estación de Metro Ciudad del Niño (Línea 2; Amarilla), en Octava Avenida 1201, Santiago, San Miguel, Región Metropolitana y acá te dejo sus RRSS: Facebook e Instagram.

¡Nada más amig@ mí@! anda con toda la confianza del mundo y diles que yo te mandé, no te van a dar nada, pero yo me voy a creer importante hahaha. Y de más que puede que algún día nos topemos por ahí, porque yo… con las ganas de volver a comer pizzas tan ricas.. ¡No me quedo!.

PD.: al inicio les hablo de un proyecto de Anfibia acerca de La Pícara Pájara, lo pondré AQUÍ cuando esté listo 😉